Historia de Tuéjar, capítulo 5. La Iglesia ( I )

Carlos A El Terrao Comentar

El tío Paco Castellano, como buen cronista y hombre dado al estudio de las cosas, de las personas y de los acontecimientos,  nos fotografía como si fuera un notario la Iglesia de Tuéjar. De tal suerte que no hace falta entrar dentro ni ver una fotografía de la misma para, después de leer su relato con detenimiento, ver a través de sus palabras cómo era la Iglesia y cómo es ahora (aunque en la actualidad haya cambiado un poco dado que se hicieron reformas en su estructura y en su piso para solucionar un problema de humedades).

Con detenimiento nos cuenta cómo era aquel altar mayor que desapareció en el combate de la incultura más absurda en la Guerra Civil. Nos cuenta quién lo hizo y nos sorprende con una “nogeta” que ya no existe y con un madero y su argolla que en la torre del campanario servía para mostrar a la vergüenza pública a los amigos de lo ajeno.

Para acabar este primer capítulo dedicado a la Iglesia Parroquial, nos informa de la reconstrucción en el 1947 de su interior y hasta del precio que costaron muchas de las imágenes que aún hoy se conservan.