Historia de la Villa de Tuéjar por Francisco Castellano, el tío paco

Historia de Tuéjar – Capítulo 4 (1ª parte)

Carlos A El Terrao Comentar

De nuestra ermita sabemos realmente poco salvo que es para muchos nuestra puerta de entrada o de salida a casa. La tradición de saludar a la Virgen cuando pasas por allí no es de ahora y, aunque posiblemente decaiga entre las generaciones jóvenes, de momento se mantiene.

En el detallado recorrido que hace el tío Paco Castellano de la misma llama la atención una serie de datos que maneja. Por ejemplo que no se sabe con certeza cuándo se construye aunque por el dato del mayordomo que da las cuentas se supone del mantenimiento de la misma, es anterior al 1595.

Otro curioso dato es el oficio del propio tío Paco Castellano, carpintero; tan carpintero que es el autor de la balaustrada de madera que hay en el Coro de la ermita.

Llama la atención el misterio que rodea a la propia imagen de la Virgen tanto en su fabricación como en su aparición. De la talla original, no de la actual ya que la original, que debía datar del siglo XVI, es la que quemaron en la Guerra Civil. Y es que si no la Fe, al menos el sentido común y el buen gusto hay gentes que se los dejaron en el armario y nunca los recuperaron.

Es también triste pensar en que las pinturas originales de los altares hayan desaparecido junto con otros objetos de valor. Aquí ya no se habla de que fueran destruidos sino que desaparecieron. ¿Fruto del comercio de obras de arte? ¿Fruto de la venta incontrolada del patrimonio? ¿Fruto del robo? Pues vaya usted a saber.

De la imagen actual también nos proporciona datos y curiosidades. Desde el precio que se pagó por su creación hasta el artista que la talló.

En fin, lean, posiblemente conociendo más y mejor nuestras cosas, aprendamos a valorarlas como se merecen.